Hiperhidrosis: Un Problema Real y común en nuestra sociadad

Author: No hay comentarios Share:
hiperhidrosis

Se contempla como una sudoración excesiva y esta relacionada a factores únicos que varían de una persona a otra, conociéndose en el argot medico como hiperhidrosis.

Por lo general, la sudoración corresponde a un aumento de la temperatura corporal que se vincula directamente con el ambiente en donde estemos o por la práctica de ejercicios físicos. Sea cual sea el caso, es una repuesta biológica de nuestro organismo ante un calentamiento. El sistema de enfriamiento es casi espontaneo, y desde allí, entra en acción el proceso de sudoración.

Todo funciona bien, hasta que no se entra en un exceso, porque desde aquí, la sudoración se convierte en un problema, aunque completamente tratable, no se debe descuidar o por lo menos, no llegar a tocar este inconveniente.

Conozcamos entonces a qué nos referimos cuando hablamos de hiperhidrosis.

Se origina a raíz de un cuadro severo de estrés por causas diversas, que van desde fuertes actividades a que sometemos a nuestro cuerpo, hasta por factores de shock traumáticos o psicológicos.

Aunque algunos especialistas aseguran, que la falta de una buena higiene corporal, también puede incidir directamente sobre este delicado problema. El proceso de sudoración, en condiciones normales, es muy simple. Solo se trata  de expulsar líquido de las glándulas sudoríparas para equilibrar la temperatura corporal.

Ahora, si hablamos de tratamientos, tanto preventivos como para atacar directamente la hiperhidrosis, son lo bastante variados, siempre respondiendo a una decisión acertada y tempranamente. Se recomienda evitar tejidos sintéticos o los que se fabrican a base de poli-acrílicos, por lo que son altamente poco transpirables. En su lugar, es mejor la ropa de algodón y la seda o, en su defecto, el lino. Un proceso de relax, también puede entrar en el juego, la idea es mantenernos serenos y delimitar el terreno al estrés.

La hiperhidrosis ¿Cómo tratarla?

La hiperhidrosis, no se conoce como un problema grave o con indicios de mortalidad, pero si es una afección lo bastante molesta como para desequilibrar psicológicamente a la persona por afectar directamente nuestra estética corporal.

Son diferentes los tratamientos que se recibe para minimizar lo mas que se pueda su efecto, veamos. La simpatectomía, es uno de los métodos a que muchos de los que padecen estos problemas se someten. Es una cirugía en lo que se destaca el corte de la terminación nerviosa en la columna vertebral, relacionada con el proceso de producir sudor, específicamente, en manos y axilas.

En esta misma línea quirúrgica, existe otro tratamiento relacionada con la extirpación de las glándulas sudoríparas en el área en donde nos veamos más afectados. Pero, si de efectividad se trata, el tratamiento que está a la altura se encuentra estrechamente vinculado con la toxina botulínica. Es una inyección que actúa como bloqueador de la función principal de las glándulas sudoríparas o secreción de sudor. En casi un 100% de los casos tratados, se obtienen resultados satisfactorios.

El láser y los tratamientos con corrientes o choques eléctricos moderados y controlados, son tratamientos muy acertados, pero se trata de formas un poco extremas. Lo ideal, saber cuál de los tratamientos es el más adecuado para el problema que estemos padeciendo, va a depender entonces, del diagnostico previo del dermatólogo.

Así estaremos atacando la hiperhidrosis con el esquema médico adecuado.

Previous Article

Para adelgazar no debes dejar de comer, debes comer bien

Next Article

Achicoria – Una Medicina Ancestral desde la época de Carlo Magno

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *